Quitan la nómina de maestros al gobierno estatal; pagará la SEP

Pretenden que la Secretaría de Educación le pague a todos los maestros y la Federación concentre el gasto en Salud


Jorge Ramos y Leticia Robles de la Rosa | Excélsior

CIUDAD DE MÉXICO, 10 de septiembre.- La iniciativa de reforma hacendaria propone eliminar el fondo del Ramo 33, que actualmente transfiere la Federación a las 32 entidades para pagar la nómina del magisterio y los servicios de salud, anunció el secretario de Hacienda, Luis Videgaray.

 

En un discurso, durante su participación en la comida con 300 líderes mexicanos, dijo que de ser aprobada la propuesta, el Ejecutivo federal retomará la responsabilidad de pagar la nómina de los maestros en todo el país y de suministrar medicinas a los servicios de salud estatales.

La reforma prevé, de acuerdo con Videgaray, un cambio fundamental, pues las medicinas “se transferirán a los estados en especie”; es decir, el gobierno federal hará una compra consolidada, “entonces lo que se entrega a los estados serán medicinas, no dinero”. También será responsable de pagar a los proveedores del sector salud.

“En materia educativa, la reforma propone que el Ejecutivo retome el pago de la nómina magisterial; es decir, desaparezca el rubro de aportaciones básicas del Ramo 33 que se transfiere a los estados para que cubran sus obligaciones y que sea el gobierno federal, a través de la SEP, el que cubra el pago a los maestros.”

La propuesta del presidente Enrique Peña Nieto, planteada en la reforma fiscal, fue presentada en la Cámara de Dipu

tados, con el fin de terminar con los cacicazgos del magisterio que han imperado con las negociaciones salariales en los estados.

Pretende terminar con la “doble ventanilla en la negociación” salarial del magisterio, a partir de una negociación única en la que participarán las autoridades estatales, la SEP y el SNTE.

La Federación controlará gastos

La iniciativa de reforma hacendaria  del presidente Enrique Peña Nieto propone volver a centralizar el gasto en educación y salud, que actualmente se transfiere a las 32 entidades federativas del país, para recuperar el control de los recursos y darles transparencia, anunció el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray.

Durante su participación en evento denominado Los 300 líderes, el responsable de las finanzas públicas dijo que bajo el modelo de descentralización actual, esos recursos no se ejercen con eficiencia ni con transparencia.

“Hay que reconocerlo, hoy en México no estamos gastando ni con eficiencia ni con suficiente transparencia, ni en materia educativa ni en materia de salud”, dijo el funcionario, ante gobernadores, empresarios, diputados, senadores, diplomáticos y religiosos que acudieron al evento convocado por Raúl y Jorge Ferráez.

Por eso, añadió, la reforma propone que el Ejecutivo Federal retome el pago de la nómina magisterial, es decir, que desaparezca el ramo de aportaciones básicas del ramo 33 que se transfiere a los estados y que sea el gobierno federal, a través de la SEP, quien cubra directamente el pago a los maestros.

“Esta es una medida que nos dará un control mucho más estricto de las plazas, de los movimientos, de los sobresueldos, y que nos permitirá también una mayor transparencia del gasto, al tiempo que, y lo saben los gobernadores, atiende un problema grave en la condición financiera de las entidades federativas”, manifestó el funcionario.

Sobre el gasto federalizado en salud, dijo que los recursos transferidos por la federación a los estados no llegan a su destino, y que prueba de ello es que en clínicas y hospitales no hay medicinas ni se pagan salarios al personal médico.

“Todos conocemos los casos en los cuales los recursos federales se transfieren a los estados, y sin embargo en las clínicas, en los hospitales, en los consultorios, no hay medicinas, no se les paga a los médicos porque el recurso no llega a donde tiene que llegar”, dijo Videgaray.

Ante esta situación, comentó que la reforma propone que la federación deje de transferir recursos en efectivo a las entidades y que, en lugar de esto, les haga llegar medicinas en especie.

En 1995, como parte de la política del nuevo federalismo, el gobierno de Ernesto Zedillo inició un proceso de descentralización de sus servicios de atención a la salud, cuyo fin era imprimir mayor eficiencia a la operación del sector orientado a atender a la población no asegurada, aunque con el paso de los años se distinguió por la falta de transparencia en el uso de los recursos.

Videgaray explicó que en este caso, será la Tesorería de la Federación la institución responsable de pagar a los proveedores del sector salud, para que no haya transferencias a los estados de la República.

“Estos dos rubros de gasto, la educación y la salud, son los más importantes del presupuesto del gobierno federal y por su trascendencia social no nos podemos dar el lujo de tener desperdicio ni opacidad”, dijo el funcionario federal.

La propuesta para recentralizar la nómina de los maestros a la federación, en lugar de los estados, fue a petición de los propios gobernadores, para evitar conflictos con los diferentes sindicatos de maestros, sobre todo en casos como Oaxaca donde la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación ejerce un control total sobre la Secretaría de Educación de esa entidad, explicó Carlos Ornelas, especialista en el sector.

En entrevista para Excélsior Televisión con Pascal Beltrán del Río, Ornelas mencionó una investigación publicada recientemente en este diario acerca de Elba Esther Gordillo, quien en su  momento negoció con los mandatarios estatales el nombramiento de 20 titulares de Educación.

 

Indicó que con la Reforma Educativa busca retomar la rectoría de la educación.

 

Cursos Online
Thursday the 17th. Affiliate Network Reviews. Agencia JM